Saltar al contenido
SørenK

Presocráticos: el apasionante nacimiento de la filosofía occidental

18 enero, 2021
presocráticos

Los presocráticos fueron pensadores griegos de los siglos VI y V a. C. que introdujeron una nueva forma de indagar sobre el mundo y el lugar que los seres humanos ocupamos en él. Estos filósofos son considerados los primeros filósofos y científicos de la cultura occidental. Los escritos que sobreviven no son abundantes y la información que se tiene sobre ellos suele venir de mano de otros filósofos o historiadores. No obstante, su importancia, a pesar de los cortos textos y la excesiva metafísica de sus reflexiones, es indudable para la forma que adquirió la filosofía durante los siglos posteriores y sigue teniendo hoy.

En este artículo analizaremos los primeros filósofos, aquellos que resultaron ser más importantes para la historia de la filosofía. También indagaremos en la influencia que han tenido sobre otros pensadores y la razón de que sigan siendo tan importantes incluso en la actualidad. Si te interesa la filosofía, no puedes perderte su origen. ¡Quédate y emprende este viaje a la Antigua Grecia con nosotros!

1# Tales de Mileto: el principio de los filósofos presocráticos

antigua grecia

Tales de Mileto suele ser considerado el primer filósofo de la historia occidental. Los primeros filósofos, generalmente, están rodeados de anécdotas, historias exageradas y pensamientos distorsionados fruto de que, generalmente, no leemos su filosofía de primera mano. Lo que nos ha llegado de Tales es que se trataba de un hombre influyente, práctico y teórico que tenía aires de sabio y era capaz de predecir algunos eventos astronómicos. Su idea más reconocida respecto a cuál era el origen del mundo es su reflexión de que el agua está en todas las cosas. Aunque no hay manera de asegurar la totalidad de esta idea, lo que se ha interpretado es que Tales creía que en el agua estaba el origen de gran parte del mundo. Y no iba mal encaminado, lo que ha hecho que durante años, sorprendiera su capacidad científica, a pesar de lo poco que se sabe de él.

Anaximandro y Anaxímenes son otros filósofos de Mileto presocráticos que acompañaron a Tales en su pensamiento y obra. Estos primeros filósofos estaban preocupados, sobre todo, por hallar el principio último. El propósito era encontrar aquella idea que fuera origen y fin de todo lo que se encuentra en el mundo. Tales propondría el agua como ese elemento, pero otros filósofos presocráticos tendrían otras ideas.

2# La influencia de Pitágoras

presocráticos

Pitágoras es uno de los filósofos presocráticos más populares de la historia y su influencia sigue presente incluso en la actualidad. Como Sócrates, Pitágoras no escribió nada por su propia mano, pero tuvo una gran influencia en su escuela y sus seguidores. Tenía fama de ser un extravagante sabio, lo cual a veces era objeto de ironía y sátira por sus congéneres. Los pensamientos concretos y claros de Pitágoras no están definidos, ya que todo lo que nos ha llegado, nos ha llegado por otras fuentes. En todo caso, se suele decir que Pitágoras abogaba por la reencarnación del alma y la posibilidad de la transmigración del alma humana después de la muerte en otras formas animales.

Pitágoras fue acreditado con muchos descubrimientos y planteamientos matemáticos y científicos que sobreviven a día de hoy, siendo el más conocido el Teorema de Pitágoras. Su estilo de vida era un estilo ascético, calmo, casi estoico, dedicado a la comunidad y al buen vivir. Su escuela tenía reglas muy claras y prohibiciones firmes. Sus enseñanzas tenían el nombre de “símbolos”. Estos símbolos no podían transmitirse a nadie que no fuera miembro de la escuela. Quien incumpliera esas reglas sería expulsado de la escuela y considerado muerto por sus alumnos. Debido a este tipo de vida firme y recto, muchas leyendas sobre la figura de Pitágoras surgieron en la época.

3# Duelo de presocráticos: Parménides contra Heráclito

filosofía antigua

Heráclito continuó con el interés milesio y presocrático por la naturaleza del mundo físico, ofreciendo interesantes reflexiones cosmológicas y naturales sobre el origen y destino del universo. No obstante, se considera que su filosofía ha ido más allá que la de los milesios. No solo por su enfoque en el sujeto humano y la gama ampliada de sus explicaciones físicas, sino también por investigar la naturaleza de la filosofía en sí. Heráclito fue el primero que habló del arte de filosofar y reflexionar el mundo. El entendimiento humano comenzaba a cobrar forma, debido al estudio de sus límites, sus capacidades y sus diferentes formas.

Su filosofía es conocida por ser oscura, compleja y llena de contradicciones. Sus posturas, aunque complicadas y poco científicas, resultaron en preguntas interesantes y desafiantes que ayudarían a la filosofía a progresar y crecer. Heráclito creía que el fuego era el origen y destino del mundo, aquello que era siempre lo mismo y, no obstante, cambiaba todo el rato, nunca quedándose quieto. Para él, el cosmos tenía un orden racional, inteligible por los humanos y, además, tenía una cierta inteligencia. Esta inteligencia marca un plan, un destino concreto para todo lo que existe. Aquí hallamos la primera diferencia con el filósofo Parménides.

Parménides tenía un enfoque más racional y científico de la filosofía. Donde Heráclito decía que la naturaleza era de orden divino y que el humano podía llegar a comprender alguna parte de ella, Parménides sostenía que el humano podía alcanzar un gran conocimiento y entendimiento del mundo. Para Parménides todo era estático. Donde para Heráclito había cambio constantemente, a pesar de que las formas fueran las mismas, para Parménides todo lo existente es parte de una misma idea, de un mismo núcleo y, por lo tanto, el cambio no existe. El futuro de la filosofía volvería a este debate cada cierto tiempo, dando cuenta de la importancia de tal confrontación.

4# Empédocles y la continuación de Pitágoras

primeros filósofos

Empédocles nació en Acragas, Sicilia alrededor del 492 a.C. Fue un filósofo, médico, político activo y figura extravagante, siempre fuera de lugar tanto en su tiempo como en la memoria que se tiene de él. Supuestamente vestía con ropajes púrpuras finos y una extraña diadema de oro que relucía y destacaba por su color. Su rara actitud y modos de vida le llevaron a llamarse a sí mismo un dios inmortal. Fuera de su imagen de extravagante, egocéntrico y filósofo loco, Empédocles fue un pensador serio, complejo y altamente influyente. Se reconoce su autoría por sobre un par de obras literarias y, al igual que Parménides, su escritura era en verso, por lo que su filosofía adquirió también un cierto componente poético.

Como todos los primeros filósofos presocráticos, Empédocles tiene una teoría cosmológica, en su caso, un ciclo interminable que involucra la competencia entre lo que el llama Amor y aquello a lo que denomina Discordia. El Amor supera la influencia separadora de la Discordia, uniendo lo diferente y evitando que se separe lo que es similar. Esta idea de atracción y repulsión, por más poética que nos suene ahora, fue relevante en su época y desde luego determinó ciertas ideas similares que se investigaron y confirmaron posteriormente en la ciencia. Para Empédocles, el cosmos, tal como lo conocemos, es el resultado de fases intermedias entre los dos extremos, donde a veces una idea gana a la otra y viceversa.

Como el pitagórico, el estilo de vida de Empédocles incluía restricciones dietéticas y un modo de vida definido y claro desde el punto de vista moral. Es famosa la leyenda que cuenta su suicidio lanzándose al volcán Etna. Friedrich Hölderlin, popular autor alemán, escribiría una tragedia sobre este evento. Para el autor, la muerte de Empédocles tenía una fuerte conexión con la idea de unir el humano y la naturaleza definitivamente, con la visión romántica de un espíritu elevado.

5# Las grandes ideas del atomismo

presocráticos

Los únicos dos atomistas presocráticos conocidos fueron Leucipo y su alumno Demócrito. Lamentablemente, poco se sabe de Leucipo, que fue el creador de esta escuela. Demócrito fue alumno de Leucipo y, también lamentablemente, no sabemos cuánto de su teoría es simplemente una copia de los pensamientos y reflexiones de Leucipo y qué parte es original del propio Demócrito. Definitivamente fue él quien llamó la atención del público sobre el atomismo y lo convirtió en uno de los temas más interesantes y llamativos de la filosofía presocrática.

Para los atomistas, la realidad estaba compuesta de átomos. Estos átomos eran indivisibles, elementos muy pequeños presentes en todo lo que conocemos. Todos los átomos estaban compuestos de la misma materia. Para los atomistas, la realidad provenía de una sola idea material y los átomos están hechos de esa materia. Estos pueden variar sus formas según los atomistas y es esa variación y disposición la que da forma a todo lo que vemos y sentimos.

Por último, una de las ideas más interesantes que influiría a toda la ciencia y filósofos como Blaise Pascal, es la idea del vacío. El vacío es la nada. La nada no era tema de discusión filosófica hasta la llegada del atomismo. Los atomistas asumían esta nada porque es el espacio por donde los átomos se mueven. Es en ese espacio donde cambian su forma y varían sus propiedades. Esto demuestra que los primeros filósofos presocráticos siguen teniendo vigencia y que su pensamiento ha sido clave para la comprensión del mundo posterior.

A %d blogueros les gusta esto: