Saltar al contenido
SørenK

¿Llegaremos a la inmortalidad? 4 Investigaciones científicas para convertir el humano en inmortal

13 septiembre, 2021

Como es de imaginar existen muchas problemáticas para llegar a ‘vencer a la muerte’ y conseguir la inmortalidad. A pesar de ello, existen innumerables proyectos científicos que están investigando no solo aquellos factores relacionados con el envejecimiento, sino también la forma de combatir el final de nuestras vidas.

¿Es posible la inmortalidad?

¿La inmortalidad humana es posible? Esta debería ser una de las primeras preguntas que se nos pase por la mente para saber si realmente algún día seremos inmortales. Vivir eternamente podría llegar a ser realidad en un futuro. La cuestión es cuánto tiempo tardaremos a conseguir convertirnos en un ser inmortal.

¿Seremos inmortales?

De hecho, un dato interesante es que la ONU hoy en día considera el envejecimiento como una enfermedad, es decir, algo que se podría tratar en un futuro. Que una Organización tan reconocida como esta empiece a tratar nuestra vejez como un suceso reversible o tratable puede ser un indicativo de que cada vez existen más empresas tratando de encontrar la fórmula para vivir eternamente. Entre las formas más populares en las que la ciencia está encontrando un ‘método’ para poder vencer a la muerte, podemos encontrar las siguientes.

  1. Los crionicistas: Aunque esta no es una forma de vencer a la muerte, la realidad es que en cierto modo sí podría serlo. El principal objetivo de la criogenización es congelar a las personas para que estas esperen a ser reanimadas cuando la ciencia haya avanzado lo suficiente tanto para descongelarlos como para ser capaces, en esa época, de frenar el envejecimiento y ser inmortales a nivel molecular. Actualmente la ciencia no tiene evidencias de que una persona que ha sido congelada pueda llegar a volver a la vida ya que el proceso de congelación rompe las neuronas que guardan los recuerdos borrando así todo lo que ‘somos‘.
  2. Extropianos: La segunda Ley de la Termodinámica, sostiene que el universo está en un estado de entropía. Los extropianos así quieren ir en contra de esta entropía para poder ‘acabar’ con la muerte. La razón de ello es que una de las teorías más extendidas es que el paso del tiempo, o el tiempo en sí es consecuencia de la Segunda Ley de la Termodinámica. Es decir, todo está en constante cambio en nuestro universo, lo que implica que todo aumenta su entropía con el transcurso de los años. En este caso, puede ser que el tiempo sea una traducción de este fenómeno. En la práctica, los extropianos buscan la forma de combatir la ‘entropía’ que hace que envejecemos y no optemos a la inmortalidad, ya sea a través de implantes, biomedicina, entre otros.
  3. Transhumanistas: Los transhumanistas tienen la intención de mejorar nuestro cuerpo mortal a través de trasplantes robóticos. Nuestro cerebro tiene la capacidad de sobrevivir muchos más años de los que nuestra biología corporal nos permite. Por lo que, según el transhumanismo, estas mejores corporales en formato robótico nos ayudarán a esquivarlos efectos de la mortalidad.
  4. Mente singular: Algunos científicos optan por transferir nuestra esencia o nuestro ‘yo’ (aquello a lo que le solemos decir ‘alma‘), a la nube. Según estos investigadores, las personas seremos capaces de transferir el patrón de información que representa nuestros pensamientos y recuerdos, a un ordenador, algo que nos permitirá llevar al humano a un ser inmortal.

Como estos, existen otros proyectos que se están llevando a cabo hacia la inmortalidad. Es un paso difícil, pero no imposible.

¿La inmortalidad en 2045?

Quizá en los próximos años logremos vencer la mortalidad de nuestros cuerpos biológicos, de hecho, existen proyectos que incluso tienen una fecha clave para llegar a ello. El multimillonario ruso, Dmitry Itskov, puso en marcha en 2011 el proyecto 2045, donde pretende desarrollar el primer ciborg de la historia. Su objetivo final será transplantar su cerebro en este avatar.

¿Qué pasará si existe la inmortalidad?

Si en algún momento los humanos conseguimos la inmortalidad, es decir, que cabe la posibilidad de vivir eternamente, es muy posible que esto provoque ciertos problemas morales.

El primero de ellos, y uno de los más importantes: ¿Quién tendrá acceso a ser inmortal? Es obvio que al principio de este gran avance científico no todos tendrán la posibilidad de conseguir la inmortalidad humana. Seguramente, las personas que tengan más capital podrán acceder a vivir eternamente.

Por otro lado, los recursos de nuestra Tierra se agotarán. Entonces, la conquista espacial deberá ser una de nuestras primeras opciones al conseguir la inmortalidad.

Entre estas cuestiones éticas, existirán grandes retos que tendremos que afrontar. Pero, esto solo ocurrirá si realmente podemos conseguir la inmortalidad humana.

A %d blogueros les gusta esto: