Saltar al contenido
SørenK

Efecto Pigmalión: cómo rendir mejor siendo positivo

27 enero, 2021
efecto pigmalion

El efecto Pigmalión, también conocido como el efecto Rosenthal, es un fenómeno psicológico que trata la cuestión de las expectativas respecto a la performance en un aspecto concreto. Si yo creo que mi compañero de trabajo hará bien su trabajo, es más probable que lo haga bien que mal. Si creo lo contrario, es más posible que el trabajo salga mal. ¿A qué se debe esta situación? Todo en nuestro carácter da lugar a un contexto en el cual los demás tienen que ejecutar sus acciones. Si nuestros gestos, palabras, tonos, expectativas y actitudes muestran negatividad, desesperanza y asunción de derrota, jamás saldrá adelante lo que queremos que salga adelante.

El efecto Pigmalión es uno de los fenómenos psicológicos más complejos y fascinantes. Si te interesa el mundo de la psicología y entender mejor nuestro funcionamiento humano o simplemente crees que estas reflexiones pueden ayudarte en tu día a día, estás en el lugar correcto. ¡Quédate para aprender todo sobre el efecto Pigmalión!

1# ¿Qué es el efecto Pigmalión?

efecto pigmalión

La investigación original de Rosenthal y Jacobsen, los profesionales que crearon el estudio del efecto Pigmalión, se centró en un experimento en una escuela primaria. Los alumnos tomarían diversos tests de inteligencia. La trampa residía en que un veinte por ciento de esos estudiantes serían elegidos completamente al azar para ser considerados estudiantes “especiales” que tenían un gran potencial. Obviamente, esa distinción era inventada y era solo para observar las consecuencias del estímulo positivo. Después de varios meses y sin que ningún profesor supiera quiénes eran los alumnos elegidos, se observaron los resultados. Esos estudiantes seleccionados al azar habían destacado por encima de los demás y, efectivamente, mostraron el potencial prometido.

La idea detrás de esto es que nuestras expectativas pueden marcar irreversiblemente el desempeño de una persona. Rosenthal y Jacobsen no se quedarían solo con las cuestiones performáticas del estudio. También dirían que el carácter, las acciones diarias, la actitud de la persona se ven condicionadas por estas expectativas sean de éxito o de fracaso. Esto muchas veces también se da de cara a uno mismo. Uno mismo se rebaja las expectativas dependiendo de la imagen personal, el contexto o resultados pasados. Al hacer eso, uno cumple una especie de auto-profecía en la que, finalmente, el resultado es el que esperaba. Pero cabe preguntar: ¿Se confirma como cierta la expectativa de éxito o fracaso? ¿O ese éxito o fracaso se debe, justamente, a la expectativa?

El efecto Pigmalión busca confirmar que los entornos positivos llevan a consecuencias y resultados positivos, por lo que deben ser motivados. Por el contrario, la idea de tirar abajo la autoestima y valoración personal a través de constantes expectativas de fracaso pueden llevar, irremediablemente, al fracaso más estrepitoso. Lo descubierto por Rosenthal y Jacobsen nos permite comprender que la importancia del contexto, el apoyo y los ánimos es tan relevante como la habilidad propia o el talento.

2# La importancia del efecto Pigmalión

pigmalion y galatea

Hemos visto porque el efecto Pigmalión importa respecto a la educación, el desarrollo vital y el progreso de nuestro conocimiento y nuestras habilidades. Pero no solo se trata de un avance científico importante, sino revolucionario. Las expectativas también suelen tener efectos a largo plazo y esto convierte a la investigación de Rosenthal y Jacobsen en algo más que una simple curiosidad. Los efectos de estas expectativas se vieron en estudios que confirmaron que lo que esperaba de un alumno un profesor de primaria acaba confirmándose años después, en la secundaria u otros estudios superiores.

No solo es importante que los profesores crean que sus alumnos pueden alcanzar el éxito, sino que también deben proporcionar el marco contextual para que ellos sepan esto y lo consigan. El efecto Pigmalión no es un pócima secreta del éxito en la que si uno desea conseguir lo que quiere, finalmente lo obtendrá. Sino que se trata, más bien, de proporcionar un espacio a esos potenciales éxitos y triunfos. Se trata de proporcionar espacios, a través de refuerzos positivos y motivaciones precisas, donde esa posibilidad de florecer pueda llevarse a cabo. Esa es la importancia de la investigación llevada a cabo por estos dos profesionales.

No son pocas las ocasiones en las que un alumno se siente desmotivado por la falta ya no solo de apoyo, sino también de expectativa. Cuando todo el mundo espera que esa persona fracase, lo más probable es que fracase. Hay creencias de que el miedo provocado por el fracaso hará que una persona se levante y decida tener más éxito que nunca. Pero la mente humana, como bien se ha visto, no funciona de tal manera. El efecto Pigmalión nos confirma que es más posible alcanzar el éxito o los objetivos propuestos a través de un refuerzo positivo y un entorno motivador que a través del miedo o la fuerza.

3# Ejemplos y propuestas

psicología

Las propuestas que se han dado respecto al efecto Pigmalión tienen que ver, generalmente, con la educación y el desarrollo de clases lectivas. Rosenthal, Jacobsen y otros psicólogos que vinieron después comentaron que había algunas pautas esenciales para comprender la importancia del efecto Pigmalión. Estas pautas llevarían a los profesores a una ideología educativa más positiva y motivadora que ayudara a crear un diferente ambiente respecto a las expectativas de desempeño.

Por ejemplo, una de las propuestas propone no advertir un posible fracaso si un examen o trabajo difícil está cerca. En lugar de proponer la posibilidad del fracaso antes de que suceda cualquier cosa, es mejor motivar al alumno a que se prepare mejor y remarcar la importancia del estudio y el trabajo duro. Por otro lado, esto llevará también a tener mejores expectativas para los alumnos. Se ha propuesto no participar en sesiones de quejas respecto a los alumnos que puedan hacer que se instaure una cultura del fracaso en el método educativo. La mejor actitud que puede tener el profesor respecto a sus estudiantes es hacerles creer que pueden conseguir lo que se han propuesto. Con esta idea, es más posible el éxito que con el miedo al fracaso y el temor al conocimiento.

Es importante entender que para todo ser humano, mejorar y avanzar en las ideas vitales son esenciales para el buen desarrollo y la mejora de la imagen propia. Como decía el famoso escritor Goethe:

Cuando tomamos a las personas simplemente como lo que son, las empeoramos; cuando los tratamos como si fueran lo que deberían ser, los mejoramos en la medida de lo posible”

Detrás del efecto Pigmalión existe esta idea aristotélica de que todo tiene una potencia que está esperando devenir en acto. Es nuestra tarea comunitaria y social promover ese bien individual en los demás que, tarde o temprano, acabará beneficiando tanto a esa persona como a todos los que le rodean.

10 Frases de «El club de la lucha» (La filosofía de Tyler Durden)
Estamos a punto de romper una de las primeras reglas del club …
Séneca: 4 Grandes lecciones del filósofo del estoicismo
El filósofo estoico Séneca se caracteriza por que sus consejos para hacerle …
10 Frases existencialistas y su explicación: ¿Cuál es el sentido de la vida?
¿Qué nos pasa después de morir? ¿Cuál es el significado de la …
Así habló Zaratustra (resumen): 10 Ideas para entender la ‘muerte de Dios’ de Nietzsche
Así Habló Zaratustra nos cuenta a través de una fábula el sentido …

¡Suscríbete para recibir novedades!

A %d blogueros les gusta esto: